Twitter también celebra el Día de la Visibilidad Lésbica

Actualizado a 27-04-2016 7:35 Como cada 26 de abril desde hace 8 años, hoy se ha celebrado el Día de la Visibilidad Lésbica. Una iniciativa de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) con el objetivo de acabar con las barreras que impiden a las mujeres lesbianas ser visibles en la sociedad. “Yo soy visible, ¿tú por qué no?” es el lema de la jornada reivindicativa, que anima al colectivo lésbico a manifestar públicamente su condición sexual y llama a la reflexión acerca de las causas que se lo impiden. En un comunicado, la FELGTB también lamenta que la sociedad española no sea suficientemente respetuosa, lo que dificulta la visibilidad de la mujer lesbiana en el ámbito público. “También miramos hacia las mujeres lesbianas que trabajan en el ámbito público. Debido a su proyección social, pueden contribuir en mayor medida a la visibilización de la diversidad de nuestra orientación sexual. Siendo visibles nos ayudamos y ayudamos”, explica Isabel Gómez, portavoz de la FELGTB. La federación reclama al Estado que garantice la plena igualdad a través de una serie de demandas como una ley de igualdad que proteja a las mujeres lesbianas y penalice a quién las discrimina, o que ponga fin a la discriminación de este colectivo en el acceso a los tratamientos de reproducción asistida en la sanidad pública, así como una mejor formación del personal sanitario para garantizar una mejor protección de la salud sexual de las mujeres lesbianas. Twitter se ha sumado con entusiasmo a la reivindicación con mensajes con el hashtag #VisibilidadLésbica. Famosos, partidos políticos, entidades y hasta la Policía se han sumado a esta celebración reivindicativa Mundo Deportivo

5 “Verdades” lésbicas que no siempre son reales

SARA BEA

La sociedad está llena de tópicos pero si nos centramos en nosotras, en el mundo lésbico, la lista puede ser infinita, desde que todas vestimos con camisas de cuadros, pasando por ese rol de chico que supuestamente tiene que tener una de las dos de la relación, hasta que todas y cada una de nosotras amamos a los gatos y tenemos, al menos, uno.

Puede que una mínima parte de alguno de ellos se pueda dar en la realidad, pero a nadie nos gusta que nos encasillen por esas ideas estereotipadas y seguramente al leer la lista que te traemos de esas ¨verdades” lésbicas que no siempre son reales te sentirás identificada con alguna de ellas y las habrás escuchado en mas de una ocasión.

No puedes ser amiga de tus ex.

Aquí tenemos que hacer un pequeño matiz, ni es cierto eso de que no puedes ser amiga de tus ex, pero tampoco todas tus ex tienen que ser tus amigas. Esta claro que no todas tus relaciones van a acabar de mutuo acuerdo o de forma civilizada para que luego se convierta en una preciosa amistad; a algunas de tus ex no las puedes ver ni en pintura, o simplemente no quieres verlas, pero si es cierto que pasado el tiempo alguna de ellas puede convertirse en una buena amiga. No todas las parejas funcionan, ni todas las relaciones son perfectas, pero a veces te das cuenta de eso y valoras más a esa chica que ha compartido tanto contigo y que te conoce mejor que nadie y puedes crear una buena amistad sin sentimientos de por medio. A veces no funciona sin más o el amor romántico se acaba, pero esa complicidad que tenías sigue existiendo, os entendéis sin hablar y además era la persona con la que compartías todas tus alegrías y preocupaciones, ¿Por qué no va a poder seguir siéndolo entonces?

Eso si, como hemos dicho antes, no por obligación todas las lesbianas somos amigas de todas y cada una de nuestras ex, ese es otro mito que no es real ya que no todas las relaciones terminan igual.

No mezcles los negocios con el placer.

Se supone que eso de mezclar el trabajo con las relaciones no es nada acertado, pero si nos ponemos a pensar, realmente con tus compañeras de trabajo es con las que más tiempo pasas, incluso más que con tu propia familia por algo, según las estadísticas, el entorno laboral es donde más relaciones surgen.

Todas sabemos los riesgos que puede conllevar tener una relación con alguien del trabajo, ya sea porque pasas muchas horas con ella, porque te lleves los problemas laborales a casa o al contrario; o incluso si no funciona, lo que esto puede conllevar: verla todos los días o peor aún, que pueda incluso ser tu jefa o al revés, pero ¿qué relación no tiene un riesgo? Todas los tienen, por lo que seguramente si lo sabes llevar, no tenga porque salir mal.

A las lesbianas nos gustan todas las chicas y además nos conocemos todas.

Cuantas veces tendremos que oír eso de que a las lesbianas nos gustan todas las chicas…Ya sólo por el hecho de que te lleves bien con cualquier mujer tiene que ser porque te gusta y tienes otras intenciones más allá que poder tener una buena amistad. Es tan absurdo como pensar que a todos los hombres o mujeres hetero les gustan todas las personas de su sexo opuesto, en definitiva, un sin sentido.

Pero peor es esa frase que habrás escuchado mil y una vez de “Seguro que conoces a Fulanita, por que es lesbiana como tú”. Pero vamos a ver, ¿cual es el motivo por el cual alguien llega a la conclusión de que por el simple hecho de ser lesbianas nos conocemos todas?

No puedes tener amigos hombre, los odias.

Este es uno de los tópicos más extendidos sobre las lesbianas, quizá sea por ignorancia, pero ni todas las lesbianas tenemos fobia a los hombres ni les odiamos. De hecho, puede surgir una relación de amistad mucho más sana con un chico, los dos sabéis lo que hay, y no existe el riesgo de que confundas tus sentimientos ni de que te pases horas pensando si esto o aquello lo hizo porque realmente está enamorado de ti, algo que si fuera una chica quizá hasta lo desearías. Y si es así, tu le dejaste las cosas claras desde el principio. Además ¿quién mejor que tu amigo para hablar de las chicas que os gustan?

Velocidad de vértigo.

Todas y cada una de nosotras al día siguiente de empezar a sentir algo por una chica queremos inmediatamente casarnos e irnos a vivir juntas; mentira. No todas las lesbianas vamos a una velocidad de vértigo en nuestras relaciones, cada una se toma su tiempo y cada una tiene su ritmo. Al igual que las parejas heterosexuales, si nos enamoramos perdidamente de una chica queremos compartir con ella todo, si que es cierto que puede que quizá demos menos rodeos a la hora de tomar este tipo de decisiones, pero no es cuestión de nuestra condición sexual, sino de esa complicidad que sentimos con nuestra chica.

 Y a ti, ¿se te ocurre alguno más de estos tópicos que tanto nos persiguen a las lesbianas?

 

Lesbianas y bisexuales que cambiaron la historia

Siempre que pensamos en las lesbianas más influyentes nos vienen a la mente mujeres como Ellen DeGeneres o Martina Navratilova, pero no sólo en la actualidad han existido lesbianas famosas sino que a lo largo de la historia muchas de las mujeres más conocidas eran lesbianas. Aquí tienes algunas de esas mujeres que aún hoy son recordadas y que, en cierta medida , ayudaron a allanar el camino para la visibilidad.

Safo: Originaria de la isla de Lesbos, Safo es uno de los principales iconos lésbicos en la historia. En muchos de sus poemas expresaba su atracción sexual hacia otras mujeres, aunque también en alguno de sus escritos hacía referencia a las relaciones que mantuvo también con hombres.

Safo y Erina en un jardín en Mitilene. Simeon Solomon

Reina Cristina de Suecia: Caracterizada por una gran ambigüedad física desde pequeña, Cristina de Suecia es otro icono lésbico histórico. Tanto su carácter como su forma de ser, siempre dejaron entrever una sexualidad imprecisa, sobre todo teniendo en cuenta la relación intima que mantenía con su prima Ebba. La Reina Cristina de Suecia fue interpretada por Greta Garbo en la película “La reina Cristina”.

B5J2rbICcAAVthH Jane Addams: fue una de las líderes pioneras del movimiento por el sufragio de la mujer, pero además fundó la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad en 1915, y ganó el Premio Nobel de la Paz en 1931. Pero Jane también destacó por su vida personal, la cual llevó con naturalidad junto a su primera pareja Ellen Starr y la segunda, Mary Rozet Smith, con la que estuvo más de treinta años y relación que ellas definieron como matrimonio.

descarga

Rita Mae Brown: Se trata de una de las novelistas más significativas de la historia, con su libro Rubyfruit Jungle, publicado en 1973. La novela trata de supervivencia y lucha contra la intolerancia de raza, clase o sexo, y es también una gran parte de la historia de su autora, la cual fue una de las más prestigiosas líderes del movimiento de liberación femenina.  Rita nos muestra con mucho ingenio y a la vez sensibilidad, con erotismo y sin inhibiciones, las vivencias, los placeres y las frustraciones de una mujer que proclama su amor hacia el propio sexo.

descarga (1)

Gladys Bentley: Cantante de blues Gladys Bentley según los informes, se casó con una mujer públicamente en 1931.

Barbara Gittings: fue una de las activistas más influyentes de Estados Unidos por los derechos LGTB. Pero no sólo eso, sino que además organizó el movimiento de Nueva York de las Daughters of Bilitis de 1958 a 1963 y editó su revista The Ladder hasta 1966.  Por todo el trabajo realizado durante toda su vida, recibió como premio honorífico la pertenencia de por vida como miembro en la American Library Association.

1966-Barbara-Gittings-561x705

Audre Lorde: Se trata de una de las escritoras y activistas más polifacéticas de la historia, como ella misma se identificaba, era “una guerrera poeta feminista negra y lesbiana”. Durante la mitad del siglo pasado, Audre Lorde luchó contra las injusticias de los marginados mediante sus obras literarias.

Del Martin y Phyllis Lyon Una de las parejas de lesbianas más conocidas de Estados Unidos, Martin y Lyon, estaban juntos desde la década de 1950 hasta la muerte de Martin en 2008. En 1955, se fundó las Hijas de Bilitis - la primera organización social y política para las lesbianas.

Patricia Highsmith: En 1952, la escritora Patricia Highsmith publicó El precio de la sal, novela que inspiró la película Carol, interpretada por Cate Blanchett y Money Mara. Su vida personal fue bastante problemática en parte a su problema con el alcohol, en parte por las dificultades que tuvo en la relación con su madre y su padrastro, todo lo cual se vio reflejado en sus relaciones sentimentales, no teniendo ninguna que durara más de unos pocos años.

patricia-highsmith

Barbara Jordan: En 1972, Jordan, nació y creció en Houston, Texas, se convirtió en la primera mujer negra en ser elegida para la Cámara de Representantes de EE.UU. Aunque nunca salió públicamente, su obituario Houston Chronicle menciona su relación de 20 años con Nancy Conde.

Referencia 1 «Día de la Visibilidad Lésbica 2015, una jornada que sigue siendo necesaria».

Fuente: Huffington Post

DIA DE LA VISIBILIDAD LÉSBICA

El Día de la Visibilidad Lésbica se celebra cada 26 de abril en diversas partes del mundo como una forma de exigir igualdad de derechos para las lesbianas. El movimiento se originó en España en el año 2008 como parte de las actividades de los colectivos LGTB. Su objetivo es visibilizar el papel que ocupan las lesbianas en el espacio público. Este día se hace un llamado a las lesbianas que trabajan en el ámbito público a mostrarse y ser un referente social positivo que contribuya a la eliminación de prejuicios y homofobia entre la población. Aunado a ello, los colectivos LGTB exigen a los gobiernos e instituciones que promuevan la igualdad de derechos (tales como el matrimonio igualitario o la reproducción asistida) y fomenten la no discriminación.1 Desde que se instituyera como una necesidad flagrante en 2008, todos los 26 de Abril, las lesbianas tenemos una cita que cumplir, un objetivo que llevar a cabo: Que se nos vea. Tal cual. Parece sencillo, ¿verdad? Es un pequeño gesto que haces todos los días, cuando sales a comprar el pan de la mano con tu novia, o cuando en una conversación nombras a tu mujer, sin darle más importancia. Pero este 26 de abril hay que hacerlo conscientemente, por aquellas que, por diversas circunstancias, no pueden.  Parece mentira que en pleno siglo XXI tengamos que seguir haciendo estas acciones para recordarle a la sociedad que, hey, estamos aquí, y somos ciudadanas de pleno derecho, sea cual sea nuestra orientación sexual. En un mundo en el que las mujeres ya tenemos suficientes dificultades a la hora de demandar cosas tan básicas como la igualdad de derechos frente a los hombres, nosotras tenemos un plus más. No sólo somos mujeres, sino que no somos heterosexuales. El acabose. Por eso es tan importante, tan sumamente capital, la existencia de modelos públicos, de personajes que den un paso adelante y digan “Yo también soy lesbiana”, dando ejemplo, para que la sociedad sepa que existimos, y que demandamos ni más ni menos que el mismo trato que el resto de ciudadanos. No queremos privilegios: queremos igualdad. Por eso, hasta que todas podamos ser visibles, seguiremos celebrando este día, para seguir recordando que todavía no somos iguales. Nos dirán que somos pesadas, nos dirán que somos exageradas, pero es su incomodidad la que habla, ni más ni menos. La importancia de que las mujeres lesbianas se visibilicen en el espacio público como herramienta para conseguir tanto la igualdad jurídica como la real. Una apelación que sigue siendo necesaria, ante la escasez de mujeres lesbianas que sean referentes visibles en nuestro país, más allá de las más cercanas al activismo. Los índices de discriminación a las que se enfrentan las lesbianas tanto a los que se deben al hecho de ser mujeres como los que se producen por su orientación sexual. “Nosotras no hemos escapado al sistema patriarcal y tampoco al heterosexista, y ambos nos están asfixiando. Para alcanzar la igualdad necesitamos que no continúe la discriminación que aún se fomentan desde esferas políticas, religiosas y de poder, Somos conscientes del arduo camino que tenemos por delante,  hasta conseguir que todas nosotras podamos vivir una vida que merezca la pena ser vivida. Por ello rechazamos y queremos acabar con la invisibilidad social del lesbianismo; la constante objetivación sexual de nuestras vidas en los medios; el acoso escolar y callejero que sufrimos a diario; con las agresiones lesbófobas que van en aumento; los recortes en gasto social que abocan a habitar comunidades poco igualitarias; con las reformas laborales de los partidos del capital que nos desprotegen,  de la discriminación laboral, lo cual deriva en una feminización de la pobreza y una vida de precariedad económica con excusa de una crisis que no hemos provocado y con el gran desconocimiento de la comunidad médica ante nuestra realidad y la discriminación y violencia institucional al excluirnos de los tratamientos públicos de reproducción asistida.

Helen Clark: discurso en el Día Mundial de la Lucha contra el Sida

01-dic-2015

El sida sigue siendo un importante desafío mundial para la salud y el desarrollo. Desde su aparición como una de las enfermedades más brutales y debilitantes de la historia, ya se ha cobrado la vida de más de 34 millones de personas.

En la actualidad 36,9 millones de personas viven con el VIH y hubo 1,2 millones de muertes por enfermedades relacionadas con el sida y 2 millones de nuevas infecciones por el VIH solo en 2014. La devastación causada por enfermedades relacionadas con el sida es muy real, sobre todo en África subsahariana, donde vive la mayoría de los nuevos infectados por el VIH.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) recientemente aprobados nos comprometen a acelerar el progreso para poner fin a la epidemia del sida antes de 2030. Cumplir esta aspiración exigirá ampliar y mejorar drásticamente el acceso al tratamiento del VIH, reducir el número de nuevas infecciones por el VIH y eliminar la discriminación relacionada con el VIH.

Al mismo tiempo, los ODS también brindan una oportunidad para abordar el VIH, la salud y el desarrollo de una manera más inclusiva e integrada que no deje a nadie rezagado. El objetivo de acabar con el sida como amenaza para la salud pública requerirá la reducción de las desigualdades y la exclusión, el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y la creación de sociedades más inclusivas y pacíficas.

En este Día Mundial de la Lucha contra el Sida hay motivos de satisfacción. El mundo ha progresado enormemente: las nuevas infecciones por el VIH se han reducido el 35% desde 2000 y las muertes relacionadas con el sida han disminuido un 42% desde su valor máximo en 2004. Hoy, 15,8 millones de personas tienen acceso a terapia antirretroviral, que salva vidas, y 2,2 millones de ellas reciben apoyo de la alianza del Fondo Mundial y el PNUD.

No obstante, aún quedan importantes desafíos por delante. El sentido de urgencia y compromiso con los derechos humanos que impulsó el inicio de la respuesta debe aprovecharse. El sida es una enfermedad causada por la desigualdad, y las comunidades socialmente marginadas, como los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, los trabajadores sexuales, los consumidores de drogas inyectables y las personas transgénero, se ven afectadas de manera desproporcionada. Es fundamental hacer frente a la discriminación y derogar las leyes que castigan a estos grupos para permitir el acceso universal a los servicios sociales y de salud.

En este Día Mundial de Lucha contra el Sida, el mundo se encuentra en una coyuntura crítica. Ahora que poner fin al sida está a nuestro alcance, se nos abre una ventana de oportunidad. Debemos acelerar el ritmo en la última etapa de la respuesta a la enfermedad.

Si mantenemos el statu quo, el VIH seguirá superando la respuesta y no se alcanzará el objetivo de acabar con el sida como amenaza a la salud pública antes de 2030. Por otra parte, si derrotar al VIH sigue siendo una de las principales prioridades y si las respuestas y las políticas relacionadas con el VIH se formulan de manera holística y no discriminatoria y se coloca a los grupos marginados en el centro de nuestros esfuerzos, podremos alcanzar nuestro objetivo.

Ello realmente sería motivo de celebración.

La respuesta perfecta de unos padres al mensaje homófobo contra sus hijas en su garaje

Despertar y encontrar una pintada con spray junto a tu casa es algo que haría que la mayoría de nosotros nos enfadáramos, avergonzáramos e incluso atemorizáramos.

Pero cuando, el mes pasado, les sucedió a la familia De Long, encontraron una forma de convertir un acto vandálico en algo poderoso e inspirador.

El 30 de julio por la mañana, a Erin Kennedy De Long la despertó su hija Miranda, de 17 años, junto con una amiga suya. Las dos la llevaron a ver como, en el exterior de la vivienda familiar, ubicada en Villas, Nueva Jersey, había sucedido algo impactante. Alguien había escrito “I’m Gay” (“Soy gay”) con grandes letras negras en la fachada de su garaje.

“Estaba perpleja: me di cuenta de que alguien había cometido un delito de odio en mi casa”, cuenta DeLong a Yahoo Parenting.

Puede que Erin y su esposo, Joe, nunca sepan quién fue el responsable de la pintada, pero parecía estar dirigido a Miranda y a la hija pequeña de la familia, Emily, de 14 años. La razón es que las dos se reconocen como bisexuales, algo que sus padres saben y que apoyan totalmente.

Las chicas también tienen amigos que se identifican como transgénero y otros amigos gays, que visitan la casa a menudo. “Saben que es un lugar seguro”, dice DeLong.“Quien quiera que hiciera la pintada seguramente estaba intentando hacerles sentir vergüenza”, añade.

Sorprendida y enfadada por el mensaje pintado en la puerta de su garaje, DeLong llamó a la policía local y denunció la pintada, denuncia que los agentes de policía tomaron especialmente en serio porque se trataba de un delito de odio, segúncuenta DeLong.

La policía les recomendó limpiar la pintada, algo que ella y su familia hicieron de inmediato, incluido su hijo menor, de 9 años de edad. “Pero cuando limpiamos la pintada, saltó algo de pintura”, dice. “Algunos amigos nos sugirieron pintar esa parte del garaje con los colores del arcoíris o con purpurina, y pensamos que pintarun arcoíris era una gran idea”.

Al día siguiente, los DeLongs crearon su arcoíris, que cruzaba de lado a lado la parte delantera del garaje. Crearon, así, un enorme símbolo de orgullo LGBT y una declaración de apoyo a sus hijas. “Soy su madre, se supone que tengo que ser suprincipal apoyo”, dice Erin. En cuanto al tamaño del arcoíris, pensó que“grande o nada”.

Los DeLong han recibido mucho apoyo a raíz del nuevo aspecto de su garaje gracias al arcoíris, especialmente en las redes sociales. Desde que publicaron una foto del antes yel después del garaje en la página de Facebook de Stop-Homophobia.com el 3 de agosto, esta ha recibido más de 5.200 “megusta”. “Alguien decidió cometer un acto vandálico en nuestra casa la semana pasada, intentando avergonzar o herir a nuestras dos hijas bisexuales”, indicó DeLong en el texto que acompañaba a la foto. “Decidimos que ciertas declaraciones son dignas deque se use pintura de más colores además del gris”.

Los 6 falsos mitos sobre las lesbianas

650_1000_Girls_kissing Revista MíraLES SARA BEA 30 abril, 2015

Cuantas veces has escuchado cosas tan típicas a tu alrededor cuando la gente se entera de que eres lesbiana que has dicho, ¿En serio?¿Otra vez la misma pregunta? Y es que es algo inevitable, cuando la gente se entera de que lo que te gustan son las mujeres, siempre habrá el típico comentario, la típica broma o el ya tan aburrido y repetitivo argumento de muchos cuando se acercan a conquistarte “Eso es porque no has estado con ningún hombre que te haya sabido dar lo que necesitas”. No, señores quítense esa idea de la cabeza, que si nos gustan las mujeres no es por descarte, olvídense ese afán de conquistar a aquellas mujeres que jugamos en otra liga. Pero no es ese el único estereotipo al que nos tenemos que enfrentar en tantas ocasiones, existen muchos más. Aquí te dejamos con las ideas equivocadas más comunes que nos encontramos frecuentemente:

1. Las lesbianas odiamos a los hombres. Eso no es así, de hecho, muchas de nosotras nos llevamos mejor con los hombres que con las mujeres a la hora de tener una amistad, otra cosa es que no nos queramos acostar con ellos porque, no, no nos atraen sexualmente, por mucho que se esfuerce más de uno. Pero ¿Y lo bonito que es compartir gustos en común con ellos, como por ejemplo, las mujeres?

revistarush-amistad-hombre-mujer1

2. En una pareja de lesbianas siempre una es “El hombre” y otra “La mujer”. Pero ¿Y esa manía de que siempre tiene que haber un hombre?, que siempre tiene que haber una parte de la pareja que imponga su masculinidad, esa virilidad tan “imprescindible”. No nos empeñemos, que igual que hay lesbianas femeninas, las hay más masculinas, pero eso no significa que en una pareja cada una tenga que ejercer un rol.

descarga

3. Las mujeres que son lesbianas es debido a que de pequeñas tuvieron problemas familiares. Creo que no existe una idea más equivocada y más descabellada que esta. Hay gente que no entiende cómo una persona que no haya sufrido una infancia traumática pueda sentirse atraída por personas del mismo sexo. Pero la pregunta no es esa, sino más bien cómo puede ser que hoy por hoy siga existiendo esta idea en la mente de mucha gente. Nos gustan las mujeres y no es debido a que nadie nos haya hecho pasar momentos trágicos en el pasado, simplemente nos atraen, punto.

4. Somos lesbianas porque nunca hemos estado enamoradas de un hombre. Citando el estereotipo que poníamos de ejemplo al principio, muchos hombres (y también mujeres aunque nos sorprenda), tienen la idea más que equivocada de que si no estamos con un hombre, o nos declaramos lesbianas es porque no hemos encontrado a aquel caballero que nos trate como nos merecemos y que nos haga lo que realmente no nos han hecho nunca… ¿Cuantos hombres habrán intentado ligar con este argumento?¿En serio a alguno le ha funcionado alguna vez?

lesbianas-e1343921729204

5. Las mujeres que sienten atracción por otras mujeres desean hacer un trío. Y en el segundo puesto del ranking de estrategias para ligar de los hombres están los tríos. ¿Por qué esa obsesión cuando les dices “no, lo siento soy lesbiana y esta es mi novia”? Al segundo uno le sigue la frase “¿Queréis hacer un trío?”. A ver, como hacer entender esto… Nuestra fantasía sexual por excelencia no es hacer un trío con un hombre, esa es la tuya, pero no intentes hacernos creer que lo deseamos. Habrá mujeres que si quieran hacerlo, porque no, pero no todas nosotras, lesbianas y bisexuales, queremos disfrutar de esa experiencia sexual por norma.

Tres_en_la_cama_MUJIMA20101113_0001_6

6. Es sólo una etapa. En serio, ¿piensas que después de tantos años, después de tantas relaciones, ya sean más o menos estables, lo mio es sólo una etapa? Entonces… todo son etapas, según esa idea, por lo tanto tú estas en tu etapa de heterosexual, ¿cuando vas a experimentar la homosexualidad? Ah, no perdona, que eres 100% hetero, que nunca te plantearías cambiar de bando, entonces, ¿Qué es lo que te hace pensar que yo si? Pues no, no es así, soy lesbiana, lo he sido y lo seré siempre, sino fuera así no me consideraría lesbiana, sino bisexual, pero si hoy por hoy me gustan las mujeres, probablemente me gustarán en el futuro.

Besos

Con estos seis errores más comunes, seguro que más de una se ha sentido identificada, que en alguna ocasión te has encontrado con algún comentario de ese tipo. Pero no sólo se trata de una lista de estereotipos con los que reírte un rato mientras recuerdas aquel momento en el que te sucedió algo así, también tiene otra finalidad, enséñaselo a tus amigos y conocidos, a aquellos que tienen alguna idea parecida a esto, para que de una vez por todas cambiemos esas ideas erróneas.

Muñecos homosexuales en los semáforos de Viena

Grupo Lesbico de Nicaragua